Lo mío con la vitamina C fue amor a primera vista. Empecé a utilizarla hará 3 años y es de esos principios activos que notas a los pocos días de usarlo.

Mi primer producto con vitamina C fue el serum C-Vit de Sesderma. Producto que yo siempre recomiendo a las personas que se inician con la vitamina C, ya que su fórmula es muy estable y consigue efectos sin irritar la piel.

Pero claro, una se va haciendo experta y la piel también, y poco a poco te va pidiendo un “chute” más fuerte de ácido ascórbico. Por eso, comencé a investigar y descubrí que existían ampollas con una mayor concentración de activos y claro, eso tenía que probarlo😂. Comencé con las de la marca blanca de Farmavázquez pero cuando descubrí Endocare-C me enamoré.

ingredientes de las ampollas de proteoglicanos de endocare c

Las mejores ampollas que he probado: Endocare-C proteoglicanos oil free

  • Cantidad: 30 ampollas de 2 ml cada una
  • Precio: 34 €
  • Ingredientes (INCI): aqua, propylene glycol, snail secretion filtrate, butylene glycol, 3-0-ethyl ascorbic acid, dimethyl isosorbide, ascorbic acid, polysorbate 20, glycosaminoglycans, sodium hyaluronate, trisodium ethylenediamine disuccinate, sodium hydroxide, tocopheryl acetate, phenoxyethanol, benzoic acid, dehydroacetic acid, parfum.

Cantabria Labs me encanta,  no solo porque sean españoles sino también, y lo que para mí es más importante, porque crean cosméticos eficaces en todas sus líneas (Heliocare, Neostrata, Endocare…). ¡Ah! y por si alguien lo está pensando (¡qué os conozco!) NO, no me patrocinan, ni pagan, ni mandan productos. ¡Qué más quisiera yo! pero no, así que todo lo que os cuento es fruto de mi experiencia con estos cosméticos y como siempre ¡la verdad y nada más que la verdad!✋

Aclarado esto. Vamos al barro, o lo que es lo mismo, los ingredientes. En tercer puesto está la baba de caracol, pero no penséis que es una baba de caracol habitual, es su fórmula patentada SCA® que se obtiene de la secreción purificada del caracol conocido como Cryptomphalus Aspersa. Los que conozcáis Endocare sabréis que estos factores de crecimiento obtenidos del caracol son habituales en muchos de sus productos y que gracias a ellos lo que se consigue es una mayor regeneración cutánea.

En verde le sigue el ácido ascórbico o vitamina C. Como podéis observar hay dos: el 3-0-ethyl ascorbic acid y el ascorbic acid. En concreto en estas ampollas la vitamina C se encuentra concentrada al 15% (que es un porcentaje elevado si nunca se ha utilizado este activo antes).

Son dos activos diferentes porque uno es más estable que el otro. Voy a explicaros esto. El ácido ascórbico habitual es el “ascorbic acid”. Éste es el más efectivo pero también el menos estable. Y qué entendemos por estable, pues que oxida con mayor facilidad. Vamos, que cuando te lo aplicas puede manchar el poro y que además se estropea con mayor facilidad si no está bien formulado o si no lo conservas en condiciones óptimas.

Por ello, se complementa con una vitamina C más estable (3-0-ethyl ascorbic acid) logrando una mayor eficacia.

Resalto también el activo que le da nombre a este producto. Los proteoglicanos, que en este caso van al 2% y que ayuda mucho a tratar pieles deshidratadas porque su función principal es esa, evitar que la piel pierda su agua natural.

opiniones sobre las ampollas de proteoglicanos de endocare

Cómo utilizar las ampollas Endocare-C

Muchas de las que leáis esto estaréis pensando que ya sabéis cómo se aplica una ampolla de este tipo y que no entendéis el porqué de la explicación. Pues bien, por mi experiencia profesional y “blogueril” no os imagináis la de veces que me han hecho esta pregunta. Por eso os voy a dejar el vídeo que Cantabria Laboratorios ofrece para aprender a utilizarlas.

Lo primero es coger la ampolla y colocarle de una forma sutil el capuchón de plástico que viene con ellas. No es necesario apretarlo ya que solo lo vamos a emplear (por el momento) para abrir la ampolla sin cortarnos. Con un movimiento seco se parte por la parte más estrecha de la ampolla y se tira a la basura la parte de vidrio que hace las veces de tapón.

Tras esto yo siempre le quito la parte superior del capuchón, lo que veis que va justo al final. Eso es el tapón que luego colocaremos en el tubo de salida para evitar la oxidación y pérdida de propiedades de las ampollas.

Con él quitado, yo coloco (esta vez sí apretando un poquito pero sin pasarnos) el capuchón de plástico a la ampolla e inclinándolo hacia abajo aprieto un poco para aplicar en los dedos unas cuantas gotas. A mí habitualmente las ampollas de Endocare me duran para tres veces aproximadamente.

Mi opinión sobre las ampollas de proteoglicanos de Endocare

Por supuesto que no he probado todas las ampollas del mercado (pero quiero hacerlo dadme tiempo jeje) pero hasta la fecha, para mí, las ampollas de Endocare-C con proteoglicanos son las mejores que he probado.

Creo que tienen una combinación perfecta gracias a su alta concentración de vitamina c, proteoglicanos, factores de crecimiento y ácido hialurónico. Yo que tengo una piel mixta tengo que reconocer que cuando las uso en otoño, primavera o verano no suelo aplicar ninguna hidratante encima. Si me las pongo por la mañana tras su completa absorción va el protector solar y a correr.

Por la mañana su acción es protectora evitando el daño de los radicales libres mientras que si las aplicamos por la noche ayudan a una mejor regeneración celular. Por eso en mi caso las uso indistintamente. Hay temporadas que como tengo que probar otros productos descanso pero las usaría siempre porque se notan desde el primer día. Más luminosidad, mejora el aspecto de los poros, mejora muchísimo la hidratación.

¿Punto negativo que les veo? que ensucian un poco el poro por lo que hay que exfoliarse con más frecuencia. Cuando las uso empleo un exfoliante facial físico y solucionado. Aún así a mí me compensa y siempre están repuestas en casa porque no vivo sin ellas.

⭐Puntuación: 9,7/10

Si hay alguna fan por aquí de estas ampollas que se manifieste y me cuente qué tal le van,

en los comentarios😉