La vitamina E, también conocida como Tocoferol (INCI: tocopherol), es una de las vitaminas más efectivas para el cuidado de la piel junto a la vitamina A (Retinol) y la vitamina C.

En cosmética se suele emplear como conservante ya que posee gran cantidad de antioxidantes que la hacen idónea para conservar ciertos ingredientes como aceites ya que gracias a ella se evita el enranciamiento de los mismos.

Estas mismas condiciones que ayudan a conservar ingredientes también ayudan a “conservar” en perfecto estado nuestra piel. Y es que es tan amplia la carga antioxidante que posee que se emplea como tratamiento antiedad para evitar la oxidación de nuestra piel.

Propiedades cosméticas de la vitamina E (tocopherol)

 

regeneración y cicatrización de los tejidos cutáneos.Tal es así, que no es de extrañar que desde hace largo tiempo, los productos cosméticos la viengan utilizando en muchas de sus preparaciones

tiva para acelerar el proceso de cicatrización lo cierto es que su capacidad de regenerar las células de la piel es una razón para probarla. Está recomendada para quemaduras y cicatrices, no sólo ayudaría a mejorar el proceso de cicatrización, sino que además aclararía las cicatrices una vez curadas.